SIEMPRE EL DESTINO

 

 

 

Envuelto entre las brumas
Que desprende el puerto,
Te vi alejar, como una alondra herida.
Quién pudo interponerse entre nosotros
Para que dejes mi alma así, abatida.
 
Aun vuelve a mi mente todavía
La ternura desplegada de tu aliento,
Que brotando de tu boca enamorada
Se hacía beso, en mis labios, día a día.
¡Ya sé, corazón!, Siempre el destino
Que jugó su papel, en nuestras vidas.
 
¡Ay!, Si pudiera arrancarle a ese destino
El beso que me robó en la despedida,
Yo sé que volverás, alondra mía
Lo palpo, lo deseo, lo presiento,
Y tu boca con mi boca, nuevamente
Estarán como antes, siempre unidas.

 

Letra : Ignacio Andrés Mobilio

Música : Juan Carlos Bera y Margarita Isabel Marengo

 

 

AtrásMenú Principal