POROTO DE LA VILLA

 

 

 

Él se sintió piolín, traía el berretín

Del “Barrio de los tachos”.

Y se agenció un bulín, allá por juez Tedín

Barriada de ricachos.

Y comenzó a arrastrarle el ala

A una viejita millonaria,

Y con su pinta y con su labia

A la fulana enamoró.

 

Poroto se casó, la vieja se murió

Y al mozo le tocó, un paco impresionante.

Compró un super sport, un piso en Parque Goal

Y el turf lo hizo patrón del haras “Bonaparte”.

Y entró a ficharla de talones

Entre esa mersa de mirones,

Y con cien buscas adulones,

Minas ligeras, pingos, ladrones

A la garúa volvió otra vez.

 

Aquel que fue piolín, volvió sin berretín

Al “Barrio de los tachos”.

Y hoy piensa el infeliz: ¡Me cache´ en dié, qué gil

venirse tan abajo!

Y sollozando en la catrera

Piensa en la vida que le espera,

Y en esa pinta millonaria

Y en esa labia, que ya perdió.

 

Letra : Enrique Lary  (Enrique Lary Storch)

Música : José Canet

 

 

AtrásMenú Principal