POR SIEMPRE TANGO

 

 

 

Por el tango que acaso está naciendo

Desde el íntimo bulín de un alma en llanta,

Por lo nuevo que quiebra algún silencio

Como un alba que airosa se levanta.

Hay un tiempo que se vive y que se olvida

Hay un antes y un después que sabe a tango,

Una ruta de nostalgias compartidas

Como el no sé qué de algún milagro.

 

Vuelven voces que se fueron

Entrañables y queridas,

Y se puebla la guarida

Del ansioso corazón,

Por siempre tango

Que regresa en una herida,

De amor, que cobra vida en cada nota

Que se hace canción.

 

Por la espera que duele en nuestras almas

Y las duras cicatrices que nos muerden,

Hay un tango sonando en la distancia

Donde sangran quimeras que se pierden.

Hay un modo de cantar un dolor hondo

De cantar una alegría compañera,

Un idioma que nos viene desde el fondo

De la raíz noble y bien tanguera.

 

Coda:

Por siempre tango...

Dulce y agria mordedura,

Que se hace criatura

Cuando respira, un nuevo bandoneón.

 

Letra : Héctor Negro  (Ismael Héctor Varela)

Música : Sacri Delfino  (Adrián Hugo Delfino)

 

 

AtrásMenú Principal