PASIÓN MILONGUERA

 

 

 

Quiero mi paica, expresarte este momento

En una nota suprema y melodiosa,

Que te cante con grave sentimiento,

Lo que a mi alma en sufrimiento

Dejó tu ingratitud amorosa,

Y si un día, quizás arrepentida

Del cabaret volvieras al arrabal,

No te sorprenda que por siempre esté perdida

Aquella dicha vivida, en el bulín del “Oriental”.

 

Tu ingrata ausencia ha causado

La tristeza arrabalera,

Ya los taitas no tienen

Encanto o cariño,

A ninguna otra mujer.

Quedó por siempre amurado

En su pasión milonguera,

El corazón de tu taura,

Después de tu espiante

En pago a su querer.

 

Fuiste percanta, la pasión del arrabal

De los taitas el encanto milonguero,

Y para el gotán la papusa sin igual,

Encamotando al festival

Con tu corte arrabalero.

Del suburbio eras la mina más preciada

Tu chamuyo chalaba al caburé,

Cuando tu mishé, al verte encurdelada

Y por su vento mareada

Te engrupió pa´ l cabaret.

 

Desde entonces hasta hoy no he comprendido

Quién más cariño te ofreció que mi pasión,

Para dejar en su ilusión que quede herido

Y destrozado mi amante corazón.

Hoy tu recuerdo, fue una prenda abandonada

En el cotorro hallé tu cinta de percal,

Y ella sola fue la nota apasionada

Que ha inspirado al cantor del arrabal.

 

Letra : Rafael Anselmo D´Agostino

Música : Ángel D´Agostino

 

 

AtrásMenú Principal