SE FUE SIN DECIR ADIÓS

 

 

 

Compañera del dolor

Confidente del pesar,

Guitarra mía.

Yo te pido por favor

Que me ayudes a olvidar,

De su falsía.

Que me ayudes a arrancar

De mi pecho, aquel amor,

Sin vacilar.

Que tu dulce canción

Me acompañe a llevar,

La cobarde traición.

 

Guitarra de mi vida

Tan grande fue el quebranto,

Que causó en mí, la despedida

Que no puede tu canto

Dar alivio a mi herida.

Se alejó sin mirarme

Y sin decirme adiós,

Ella se fue riendo

Y llorando, quedé yo.

 

A qué vino este puñal

Que clavó en mi corazón,

Guitarra mía.

Y juró la desleal

Palpitante de emoción,

Que me quería.

A qué vino a malherir

A qué vino a ilusionar,

Con su mentir.

Que tu dulce canción

Hoy me ayude a olvidar,

La cobarde traición.

 

Letra : Manuel Romero

Música : Ascanio Donato  (Ascanio Ernesto Donato)

 

Grabado por Libertad Lamarque con acompañamiento de orquesta. (1932)

 

(letra obtenida de la grabación)

 

 

A “Letras”    A “Autor”    Menú Principal