SE FUE LA POBRE VIEJITA

 

 

 

Che piba de ojos grandes, reina de jarangón
Te fuiste de tu barrio, pa´ nunca más volver,
Y tiraste a la marchanta, tu joven corazón
Y envileciste toda, tu almita de mujer.
Charquito de agua turbia, mientras en el salón
Trenzabas con tus cortes, un tango muy sensual,
La muerte con sus pasos, entró en la habitación
De la que tanto llanto, secó en su delantal.
 
¡Se fue la pobre viejita!
Con su tragedia en el corazón,
¡Se fue la pobre viejita!
Sin un abrazo, sin un dulce adiós.
Con su miseria, la santa
Se fue de un vuelo,
Pa´ estar cerca ´e Dios.
¡Se fue la pobre viejita!
Con su tragedia en el corazón,
Sin darte un beso de madre
Beso sagrado, lleno de perdón.
 
Que mala estrella, hermana, tuvimos al nacer
Se fue barranca abajo, la vida de los dos,
Yo me hice delincuente, tu cuerpo de mujer
Rodó de mano en mano y hoy un escombro sos.
Yo que en la mala vida, me consagré ladrón
Sabiendo de la pobre viejita, el triste fin,
Tiré mi alma de chorro, ganzúa y palanquín
Y ahogándome de pena, lloré sobre el cajón.

 

Letra : Enrique Cadícamo  (Domingo Enrique Cadícamo)

Música : Magaldi-Noda  (Agustín Magaldi – Pedro Noda)

 

Grabado por Agustín Magaldi con acompañamiento de guitarras. (sello Brunswick, 1929 – 1932)

 

 

A “Letras”   A “Autor”   Menú Principal