POBRE MUÑEQUITA

 

 

 

Una noche, ya muy tarde,
Una noche de desvelo,
Sentí en la pieza vecina
Varias frases de dolor.
Era la voz de una niña
Que en algo así como un rezo,
Entre llantos y suspiros
Sollozaba esta oración:
 
“Ya se ha roto la muñeca
Que entornaba sus ojitos,
Cuando yo le tarareaba
Dulcemente el arrorró...
Ya se ha roto, y los pedazos
Me llevaron el cariño,
De la amiga de la infancia
De una hermana feliz quizá”.
 
“Ya se ha roto la muñeca
Que mi madre que está en gloria,
Me dejara entre mis brazos
Con un beso y un adiós.
Ya voy, madre, a darte un beso
Rota tengo la muñeca,
Pero guardo los pedazos
Tal vez la componga Dios”.
 
“Si un recuerdo me dio vida
Y ese recuerdo se ha ido,
Si ya no veo en sus ojos
La santa que el ser me dio.
Tierra, sepulta mi cuerpo
Cielo, mi alma yo te brindo,
Ya voy, madre, a darte un beso
Tu recuerdo me dormirá”.

 

Letra : Atilio Supparo

Música : Emilio Iribarne y Víctor Troysi  (Víctor Juan Teodoro Troysi)

 

 

AtrásMenú Principal