VIOLETITA

 

 

 

Violetita le llamaba
Todo el que la conocía,
Porque era pobre y tenía
La modestia de esa flor.
Que nacida en los jardines
Y entre flores delicadas,
Pareciera destinada
Para emblema del dolor.
 
No tuvo padres
Ni tuvo amigos,
Sola y sin rumbo
Creciendo fue.
Y en una noche
De crudo invierno,
Buscó el refugio
Del cabaret.
Fue desde entonces
La violetita,
Flor preferida
Para el ojal.
Hasta que un día
Triste y enferma,
Llamó a las puertas
De un hospital.
 
Y en una noche de agosto
Dejó de latir su pecho,
En aquel humilde lecho
Que su cuerpo recogió.
Al tiempo que otra violeta
De un ramo, media marchita,
Cayó sobre su carita
Y en los labios la besó.

 

Letra : Francisco Ruiz París  (Francisco Ruiz Puchs)

Música : Hermes Peressini  (Hermes Rómulo Peressini)

 

Grabado por la orquesta de Alfredo De Ángelis con la voz de Julio Martel.

 

 

AtrásMenú Principal