VACILACIÓN

 

 

 

Con pena voy mirando mi camino,
¡Qué turbio se presenta mi destino!
Me veo acongojado, solo y triste
No encuentro ni un alivio en mi sufrir.
 
Por eso en estas horas angustiosas
Me aprisionan mis torturas,
Y ansío que mi estrella del destino
Reluzca junto a mí­, con esplendor.
 
Ya solo, tembloroso y sin amparo
Camino titubeando en mi sendero,
Y no tengo quien me quiera 
Ni tengo amor, ni consuelo. 
 
Es triste ver la vida sin afecto
Qué pena verse solo y sin anhelo,
Envuelto en tempestad,
Terror de espanto, hacia el porqué
Vacilación de duda y fe.

 

Letra : Antonio Molina y José Roberto De Prisco

Música : Rafael Iriarte  (Rafael Yorio)

 

Grabado por la orquesta de Osvaldo Fresedo con la voz de Ricardo Ruiz.

 

 

AtrásMenú Principal