UN VALS

(vals)

 

 

Noche azul con fulgores de estrellas,
Tan clara y tan bella
Que siempre recuerdo...
Noche azul perfumada de luna,
Mejor que ninguna
Porque era de amor...
Al conjuro de un vals melodioso,
Tus ojos hermosos
Supieron mi pena...
Y en los giros del vals que bailamos,
Para siempre enredamos
Un sueño de amor.
 
Un vals
Te trajo hasta mi vida.
Un vals
Curó mi vieja herida.
Fue tu amor
Manantial de ternuras,
Quien calmó mi pesar y mi amargura...
Tu amor...
Me trajo la alegría,
Que hoy...
Alumbra el alma mí­a,
Aquel vals y la noche estrellada,
Quedaron grabadas
En mi corazón...
 
Desde entonces tus ojos de cielo,
Tu risa, tu pelo
Y tu voz tan amable...
Han llenado mis noches y días,
De dulce alegría
Ternura y amor...
Esta noche de luna y estrellas,
También como aquella
Ha vuelto a embriagarnos...
Porque el vals, ese vals melodioso,
Tan suave y hermoso
Volvemos a oír...

 

Letra : P. Valdez ú Oscar Rubens  (Oscar Rubistein)

Música : Horacio Salgán  (Horacio Adolfo Salgán)

 

Grabado por la orquesta de Francisco Lomuto con la voz de Carlos Galarce.

 

 

A “Letras”   A “Autor”   Menú Principal