SIN RABIA Y SIN PENA

 

 

 

Ya no damos más: llegó el final,
Tardó en llegar... pero llegó
En un crisol de desencantos,
La realidad se hace novela
Y el desamor se torna llanto...
 
Fue un amanecer que se nubló,
- No has sido tú, ni he sido yo
quien terminó con el encanto -
Estaba escrito en el destino,
Que el romance moriría así
Y así murió...
 
Sin rabia y sin pena
Tendamos un manto,
Ya sé, la vida fue buena
¡Nos quisimos tanto!...
Sin rabia y sin pena
Sin cruz, sin heridas,
Construyamos otra vida
Con la fe del corazón...
Sin rabia y sin pena
Ni desolación...
 
Para qué seguir fingiendo,
Terminaríamos, tal vez
En un dolor sin fin, profundo,
Hay mil caminos que florecen
Y hay amores nuevos en el mundo...
 
Fue un radiante amor y se apagó,
- No fuiste tú, ni he sido yo
quien puso el hielo en tanta hoguera -
Estaba escrito que así fuera,
Que el romance moriría así
Y así murió...

 

Letra : Luis Rubistein

Música : Antonio Rodio

 

Grabado por la orquesta de Osvaldo Fresedo con la voz de Oscar Serpa.

 

 

A “Letras”   A “Autor”   Menú Principal