POROTITA

 

 

 

De un amor desventurado
A la pobre Porotita,
Ya no le queda otra cosa
Que el retrato de su amado;
En un medallón, colgado
Lo llevaba de su cuello,
Con un rizo de cabellos
De aquel hombre desalmado.
 
Y aún Porotita, con emoción
Abría a veces el medallón,
Y daba un beso sobre el cristal
Y lo volvía luego a cerrar.
 
Porotita...
Le gritaban los amigos.
Porotita...
Pobrecita, Porotita.
 
Cuántas veces decidía
La afligida criatura,
Romper la fotografía
Que causaba su amargura;
Y otras tantas desistía
Y volvía a colocarla,
Y la pobre concluía
Por llorar y por besarla.
 
De un mal muy grave, se murió ayer
La Porotita, pobre mujer...
Y al apagarse su corazón
Murió besando aquel medallón.
 
Porotita...
Le gritaban los amigos.
Porotita...
Pobrecita, Porotita.
Porotita...
Ya murió la pobrecita.

 

Letra : Antonio Martínez Viérgol

Música : Enrique Delfino  (Enrique Pedro Delfino “Delfy”)

 

Grabado por Carlos Gardel con guitarras. (sello Odeón Nº 18.060) (1922)

 

 

AtrásMenú Principal