POR UN TANGO

 

 

 

¡Oh!, Mujer, que te fuiste llevando
La ilusión de unas horas felices,
Por un tango de suaves matices
Que al son de una orquesta
Sonora vibró...
 
Yo que vi tu existencia alejada
De las viles ruindades del fango,
Hoy maldigo los sones del tango
Que pudo inducirte
A tan cruel acción.
 
No he de pedirte que vuelvas
Y quiero que en tu abandono,
Sepas que hasta sin encono
Te he sabido perdonar.
Mas no por esa indulgencia
De mi proceder, te asombres,
Porque yo soy de esos hombres
Que se saben resignar.
 
Cuando se halle tu vida agotada
Por el vicio fatal y traidor,
Como enferma mendiga, mi amor
Vendrás implorando, como caridad.
Pero es tarde, no tienes remedio
Yo no puedo vivir y quererte,
Tú has cambiado mi plácida suerte
Y altivo la muerte, prefiero afrontar.
 
Te alejaste presurosa
Destruyendo la delicia
De tus ardientes caricias
Emblema de paz y amor.
Y hoy, que no siento tus besos
De gentil enamorada,
Pongo en tu vida pasada
Los ayes de mi dolor.

 

Letra y música : Guillermo Desiderio Barbieri

 

Grabado por Carlos Gardel con acompañamiento de guitarras. (sello Odeón Nº 18.112)

 

 

AtrásMenú Principal