SERENATA MALEVA

(vals)

 

 

 

 

Recitado:
Ya suena a lo lejos una murga maleva
Como desgranando sus notas de plata,
Es el homenaje que la noche lleva
Hasta la ventana de la paica ingrata.
 
Con un manto azul de serenidad
Envuelve al suburbio la noche estival,
Y la claridad, de la luz lunar
Es manta de plata, el perdido arrabal.
La luz de un farol en la oscuridad
Como un ojo ´e fuego, guiña sin cesar,
Y el viento al pasar, por el diapasón,
De un alambrado, canta una canción
Que cruza la noche llorando emoción.
 
Mi dulce amada, quién nuestra dicha robó,
Dueña de mi alma, tu fiel ilusión destrozó.
Decí malvada, qué pudo más que mi amor,
Para que así pagaras, mi querer, con tu traición.
 
El pobre gavión, en la oscuridad,
Sin luz ni esperanza, canta sin cesar,
Tan sólo tendrá, para su dolor
Consuelo y olvido, muriendo de amor.
Pobre trovador, de oscuro arrabal
Ya nadie en tu noche, una luz pondrá,
A la ingrata cruel, no la esperes más,
Porque su ambición, se dejó arrastrar
Y al suburbio nunca, jamás volverá.

 

Letra : Mario Rada  (Mario Fernando Rada)

Música : Enrique Delfino  (Enrique Pedro Delfino)

 

Grabado por Ignacio Corsini con acompañamiento de guitarras.

 

 

AtrásMenú Principal